dilluns, 3 de novembre de 2014

El dia en que fuimos al 12º concurso de acordeones de Tallín-Vergara, hubo un momento, antes de empezar, en que me quedé embobado mirando una planta cualquiera, imaginando entre sus tallos un mundo microscópico. Y te dije, ilusionado: Te imaginas? Aquí debajo? Un universo?
Y me dijiste que no.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada